En marzo, los alumnos que llegaban al Tec de otras latitudes y que no tenían recursos para pagar su alojamiento hallaron acomodo en el edificio de Ricardo Guajardo Suárez, patrocinada por la familia del empresario regiomontano Ricardo R. Guajardo Suárez.

<< Regresar al sitio